(English version)

¿Facebook?

Gauchito en la nieve

Nah, sólo yo. ;-)

Como persona moderna y bien informada sabrás que hace algunos años un adolescente se hizo millonario por “crear” el llamado “servicio de red social”, donde puedes publicar contenido y ser contactado.  Ahora bien, ¿para qué crees que se inventaron, hace décadas, los servidores web y de correo electrónico?, ¿para hornear pizza?

¿Para qué quiero las redes sociales teniendo mi propio sitio web?  A propósito, ¿tienes ya el tuyo?

Si una conexión a internet está a tu alcance también lo está comprar un nombre de dominio y alquilar un servicio de hospedaje web.  No es caro.  Ahí puedes publicar lo que te plazca, en la forma que te plazca y con el aspecto que te plazca.  Luego, para ser contactado, generalmente incluido en el mismo precio del servicio de hospedaje, tienes tu propia dirección de correo electrónico.

Puedes empezar con una página sencilla (ej. foto y currículum), hay cantidad de aplicaciones gráficas donde crear tu página web es tan fácil como escribir una carta en cualquier procesador de texto.  Años atrás, siendo yo aún un total ignorante en el tema, me tomó sólo veinte minutos componer y subir a internet mi primer sitio web usando el editor que venía en el navegador Netscape (actualmente SeaMonkey), si te toma más tiempo es porque no estás poniendo un mínimo de empeño.  Cierto es que estas aplicaciones son recomendables para el caso que vengo explicando, un sitio web sencillo, para uno de estilo o rico en funcionalidad conviene contratar a un profesional.  Ten en cuenta que la mayor parte de la funcionalidad que se agrega hoy día a los sitios no hace más que devorar recursos (memoria, CPU, ancho de banda) y sumar problemas de seguridad sin prestar servicio realmente útil.  Te preguntarás por qué, entonces, la mayoría de los sitios web hoy día agregan toda esta parafernalia, bueno ya sabes cómo es la gente, en lugar de preguntarse “por qué” y “para qué” y luego de acuerdo a sus conclusiones elegir lo que más le conviene se limita a seguir al ganado, en contra de la lógica no busca originalidad, por el contrario, tiene mucho miedo a ser mal juzgada si su sitio luce diferente o carece de alguna de las funcionalidades de moda (inútiles) que ve al resto usar.  Por otro lado, la mayoría de los que dicen ser diseñadores y programadores de páginas web están apenas más capacitados que el usuario final, simplemente se limitan a usar aplicaciones gráficas un poco más complejas, es por esto que vemos la red mundial poblada de clones, sobrecargados con código basura en su interior.

Por todo esto, por favor, ayuda a mejorar el mundo (o al menos a ralentizar su decadencia): sé tú mismo.

- Walter -





PORTADA