Aforismos

  1. Ridiculizar al personaje de Cervantes sólo es redundar.  No es necesario convertirse en Quijote para justificar la existencia, con no formar parte de los molinos basta.

  2. No confío en los que nunca tienen tiempo para entablar un diálogo.  No confío en los perezosos a la hora de leer y escribir.  No confío en los “cabeza de computadora” que leen línea por línea, que interpretan más de un párrafo como prosa presuntuosa para justificar que no son capaces de captar la idea en el discurso completo.  Pondría algo más de mi tiempo en explicarle por qué, pero no confío en usted.

  3. Salvador Dalí decía que para ser un buen pintor hay que ser un poco tonto.  Después de veinte años dedicados a la música llegué a pensar lo mismo con respecto a ser un buen músico.  Después de más de media vida de relacionarme con todo tipo de gente también llegué a la misma conclusión con respecto a ser una buena persona.

  4. Vivir el presente: tres días atrás usted decidió girar a la izquierda.  Antes de ayer también decidió girar a la izquierda y lo mismo ayer y una vez más hoy.  Sin darse cuenta usted, después de mucho trajinar, está en el mismo lugar en que estaba hace tres días.  Pero cuatro días más viejo.

  5. Incluso siendo su mano derecha no pudo callar ante la última arbitraria medida del despótico líder.
    —Pero, general…, ¿por qué?
    —La cultura está en nuestros ideales —respondió el dictador.

  6. Por suerte no me tocó presenciarlo; siendo niño me dijeron que si uno ata una lata a la cola a un gato el bicho corre hasta caer muerto.  Encuentro interesante buscar analogías donde el ser humano es la víctima de este tipo de engaño, especialmente en mi propia vida, consciente de que el miedo muchas veces anida en la ignorancia.  Seguramente observando la vida del que se divierte haciendo aquello a un gato encuentre varias.

  7. Desde siempre he encontrado incuestionable que el sujeto es por lejos más interesante que el objeto.  De hecho, de tocarme dar el salto ahora mismo lo único que me llevaría es el recuerdo agradable de aquellos con los que he compartido momentos sin importar demasiado si trabajando, cenando o jugando a los naipes.  Nunca encontré gracia a hacerlo con una prostituta, por dar un ejemplo ilustrativo.  Aunque parezca contradictorio —tal vez engañado como cualquiera por lo que los psicólogos llaman proyección— siento estar hablando con objetividad, desde mi ambición y egoísmo sanos, de ahí que supongo no ser más o menos maduro que el que ve en su prójimo simples utensilios.

  8. Curriculum Vitae: aun la que arrojó al recién nacido al contenedor de la basura experimentó la maternidad.

  9. Desde que mi ley es la razón comprobar que la tengo no hace más que frustrarme.

  10. Muchos dichos, incluso proverbios bíblicos, aconsejan no discutir con idiotas.  Pero no los tome demasiado en serio a menos que realmente disfrute hablar solo todo el día.  O escribir.

  11. Argumentar a favor o en contra de cualquier religión es un contrasentido —asumo que cualquiera es capaz de entender esto sin más explicación.  Pero no se culpe si cae en la trampa, no siempre es fácil distinguir al que argumenta para esclarecer del que lo hace para vender.  Igualmente, todo argumento sobre el tema que sea, al nivel que sea, acaba siendo absorbido y tragado por este agujero negro.  En un mundo donde “por qué” y “para qué” brillan por su ausencia, encabezado por la economía y su mano derecha, la política, el pensamiento religioso gobierna a sus anchas, en algunos casos disfrazado de ciencia, para parecer moderno.  Llevamos ya suficiente historia en la espalda, suficiente demostración empírica de que ha sido apenas un sueño platónico: el pensamiento científico nunca va a tener la última palabra.

  12. Quien realmente entiende el actual status quo del mundo se da cuenta de que en la mayoría de los casos la opción constructiva es no construir.

  13. Distinguir qué no es necesario y así evitar movimientos inútiles en pos de una mayor efectividad.  Eso es ser sabio.

  14. “Es más fácil pensar negativamente”, oí a alguien afirmar.  ¿Cómo explica esta teoría el que la mayoría de optimistas sean idiotas?

  15. ¡Cuántos pretendieron darme lecciones de vida y de humildad al mismo tiempo!

  16. Cuenta el mito que Prometeo robó el fuego sagrado a los dioses para facilitárselo a su creación.  Está claro que no hubo “previsión” alguna en este acto y bien ganado tiene el castigo de Zeus: ¿ha habido hombre capaz de sacar auténtico provecho o de al menos convivir amablemente con el poder?

  17. Se reconoce al filósofo en que, a diferencia del abogado, el político o la gente en general, no habla ni discute para defender un interés personal, para vencer a un oponente, para “ganar” la partida; confronta las verdades cual kamikaze, consciente de que en todos los casos lograr su cometido implica perder.

  18. Calidad de vida: por experiencia sé que, así sea en una cueva y con una comida al día, uno puede vivir dignamente en la medida en que logra mantenerse lejos del alcance de esa mezcla de idiotez y baja autoestima que definen al hombre común.

  19. Su mejor amigo tal vez fue condescendiente, evitó manifestar el disgusto de enterarse de que usted tiene su propia forma de pensar y se limitó a fingir escucharle.

  20. Un joven ignorante e inexperto en la materia intenta aconsejar a alguien mucho mayor, con años de oficio y estudio en la misma acerca de cómo encarar su vida y su carrera.  Veinte años más tarde el viejo, adrede, recuerda el suceso al joven.  Incapaz de recordarlo, el joven indaga cómo sus palabras —sabias según hoy él ‘adivina’ seguramente fueron— pudieron influir y afectar la vida del viejo al punto de haberle quedado guardadas a éste en la memoria tantos años.

  21. De ser considerada vergonzosa y repudiable, la masturbación pasó a abarcar todos los espacios y niveles de nuestra existencia.

  22. Por supuesto, en teoría, todo lo hecho por la humanidad puede justamente ser considerado parte de lo que convenimos llamar cultura.  Pero lo que personal e íntimamente prefiero creer que la cultura es (o debería ser), vive sólo en la conciencia de unas pocas mentes.

  23. Posdata a los aficionados: seguramente muchos, tan capacitados en desarrollo de software como el famoso Gurú, han experimentado algo similar (o análogo) a lo que él con aquella impresora en el laboratorio de inteligencia artificial del MIT años atrás.  Pero la falta de libertad no parece afectar a la mayoría de la gente.

  24. Causa gracia oír algún científico decir que tal especie se encuentra en peligro de extinción y más aun las medidas supuestamente ecologistas que muchos toman al respecto.  Por ejemplo el caso de una mujer en Cataluña que argumenta estar salvando una cabra nativa de la zona criándola en su granja y utilizando (comercializando) su leche y carne, «Si quieres salvar una especie, cómetela», argumenta.  No falta el que cree estar salvando al perro al adoptarlo como mascota o el dueño del gato castrado que cree contribuir a evitar el “maltrato” a los animales comiendo hamburguesas de soja.  ¡Ay, mis androides extraviados de la modernidad!, el proceso progresivo de degradación y destrucción de la vida en este planeta por nuestras manos comenzó hace miles de años, cuando nos volvimos sedentarios; creer que cualquier idea o medida que nazca de nosotros puede revertir, frenar o paliar este proceso viene del mismo error de concepto que lo genera.

  25. «Por sus frutos los conoceréis», decía Mateo.  ¡Quién necesitaría la fe si este juicio fuera lícito!

  26. Me ha pasado desde siempre que cuando llego a dominar realmente un tema ya no me es necesario.  Dios utiliza estos trucos para recordarnos que no tenemos potestad ni poder sobre nada.  Por eso me preocupa –aunque no soy tan viejo– la impresión de que estoy empezando a aprender a vivir.

  27. ¿Quieres jugar con ventaja?  ¡Déjalos ganar!

  28. Dios es un ñiño.  Nosotros sus juguetes.

  29. No importa el capital que maneje. Sea arroyo o gran río usted sólo verá el agua pasar.

  30. Ni siquiera una madre es incondicional.  Todo se trata de cómo se vive, se convive, se negocia.  Alguien que a nuestros ojos es inteligente en este sentido puede acabar ganando nuestra confianza o incluso nuestra lealtad.

  31. Mi madre solía decir “Miseria no es pobreza”.  Por encima de medios, habilidades y circunstancias, el saber popular condena al individuo por su psicología.

  32. Dicho llanamente, la forma en que el hombre tergiversa la verdad para justificar sus vicios y caprichos es repugnante.

  33. Considero que mi mujer y yo hemos sido buenos padres.  La prueba está en que decidimos no tener hijos.

  34. No es la lógica lo que resuelve problemas sino saltar a otro nivel de abstracción.  Amputarte una pierna podrá simplificar tu organismo pero no tu vida.




Artículos

PORTADA